Inteligencia artificial en la cocina del futuro

Inteligencia artificial en Home Connect
Más información

Nuestros hogares son cada vez más digitales. Los dispositivos inteligentes están encontrando un hueco entre nuestras cuatro paredes y nos están facilitando muchas tareas. Sin embargo, aún existen interrogantes en lo que se refiere a un hogar inteligente conectado a la red. Por eso hemos hablado con Hoang Richter, jefe de proyectos de inteligencia artificial y responsable del horno con inteligencia artificial Serie 8 de Bosch.

¿Cómo definirías el concepto de «inteligencia artificial (IA)»?

Es una pregunta a la que no se puede responder con una frase, porque el término «inteligencia artificial» es muy amplio. En general, consiste en reproducir el proceso de toma de decisiones que poseen los humanos a través de su inteligencia. Esto puede empezar por sencillos sistemas de control cómo, por ejemplo, cuando un personaje de un videojuego encuentra el camino de A a B, y se ampliase hasta llegar a complejísimos algoritmos para la movilidad autónoma o el cálculo del combustible en cohetes.

¿Por qué necesitamos inteligencia artificial en el hogar?

La inteligencia artificial simplifica las tareas domésticas desagradables. Por ejemplo, los robots aspiradores o cortacésped que trabajan en nuestra casa o nuestro jardín cuando lo necesitamos. Estos hacen que ya no tengas que aspirar o cortar el césped tú mismo, sino solo realizar pequeñas tareas que el robot aún no puede hacer. Te libras de un trabajo rutinario tedioso y así puedes concentrarte en las cosas importantes de la vida. Hoy por hoy, el foco de atención todavía reside en la comodidad. A medida que los sistemas vayan mejorando, serán capaces de ayudar más al usuario. Pero aún no estamos en la fase en la que los electrodomésticos piensen por nosotros.

¿Cuál es la idea en la que se basa el nuevo horno con inteligencia artificial Serie 8 de Bosch?

La idea subyacente es que queremos ayudar a los clientes a cocinar. Imaginémoslo así: no tienes ni idea de cómo hacer una tarta, pero de todas formas quieres probar esa deliciosa receta. Mezclas la masa y la pones en nuestro horno, pulsas el botón de iniciar y a partir de ahí el proceso de horneado es totalmente automático. El horno controla constantemente el estado de la tarta y el tiempo de horneado restante. Esto es importante, porque tanto en las recetas como en la preparación hay un montón de variables. Por ejemplo, si tengo una receta antigua, como la «supertarta» de mi abuela, dicha receta seguramente se ha escrito pensando en un equipamiento de cocina totalmente diferente, en modelos antiguos. Los hornos de hoy en día son dispositivos técnicos de alto rendimiento con una estanqueidad mucho mejor, lo que hace que las temperaturas y los tiempos de horneado del pasado ya no sean los mismos, pero, salvo que seas un profesional, no hay forma de saberlo. Que la tarta no sepa bien o quede tierna por dentro pero quemada por fuera puede quitarte las ganas de volver a cocinar. La predicción del tiempo de cocinado te ayuda a mejorar y tener que preocuparte de menos cosas. Ya no es necesario hacer una prueba con un palillo o abrir constantemente la puerta del horno para ver si la tarta está lista. Básicamente, se trata de que cocinar y hornear sea fácil y divertido para el usuario. Si podemos ayudar a la gente en este sentido, nuestra misión estará cumplida.

Nuevo horno con inteligencia artificial Serie 8 de Bosch?

¿Cómo funciona desde el punto de vista técnico?

El horno cuenta con numerosos sensores. Según lo que se esté cocinando, por ejemplo, masa o carne, se utilizan diferentes sensores. Estos miden parámetros como la temperatura interior, la humedad, el calor o la circulación del aire. Detrás hay un sistema de aprendizaje automático, es decir, una red neuronal que ha aprendido a reconocer determinadas secuencias a partir de estos datos y realiza predicciones inteligentes, cómo cuánto tiempo llevará el proceso de horneado o cocinado.

¿El horno es capaz de aprender? ¿Se vuelve aún más inteligente con el tiempo? En tal caso, ¿cómo funciona?

Sí, el horno puede aprender, pero por ahora solo en términos de predicción. Seguimos trabajando para desarrollarlo aún más. En principio, todas las personas que utilizan el horno ayudan a optimizar la predicción. Tomamos los datos recopilados, los analizamos y dejamos que nuestra máquina del centro de datos aprenda de forma continua. El cliente no percibirá ningún cambio importante, simplemente que cuando cocine el mismo plato el horno se habrá vuelto más preciso. También aprendemos cuando el usuario prepara algo muy especial. De este modo ampliamos constantemente esta red neuronal.

¿Con este horno es posible que un plato salga mal?

La tecnología de los sensores ya está en el proceso de desarrollo, así que nada debería salir mal. El horno ha pasado muchas pruebas y ha sido testado y evaluado una y otra vez. Hay un gran equipo detrás y todos estamos orgullosos del sensor de horneado. Está claro que siempre puede pasar algo, no puedo descartarlo al 100 %. En ese caso, vamos a aprender más para realizar las mejoras necesarias.

Nuevo horno con inteligencia artificial Serie 8 de Bosch: panel de control

¿Nuestros electrodomésticos de cocina serán alguna vez más inteligentes que nosotros?

Esa es una pregunta interesante. Te responderé con otra pregunta: ¿qué significa «más inteligentes que nosotros»? Si dices que no puedes hacer una tarta y tienes un horno que la hace por ti, ¿entonces es más inteligente que tú? Yo creo que esta es una pregunta filosófica. Nosotros, como seres humanos, somos «animales de herramientas». Somos seres inteligentes que hemos aprendido a ser mejores con la ayuda de herramientas. Un coche, por ejemplo, no es más que una herramienta, una extensión de nuestras piernas. O pensemos en Internet, que es una extensión de nuestro cerebro, por así decirlo. Con la inteligencia artificial ocurre lo mismo. Es una herramienta que te ayuda.

Pero aun así podremos desconectarla, ¿no?

Sí, salvo que se produzca un cambio cultural. Pero por el momento es importante que las personas entiendan que ellos tienen el control. No será el caso, al menos no en el futuro cercano, de no poder ajustar nada tú mismo, por ejemplo, en el horno. Otra opción es controlar tu horno de forma manual y ajustar tú mismo la temperatura, el tiempo, etc. Esto es algo bueno, porque la inteligencia artificial nos ayuda, pero no debería asumir el mando en todos los casos. Siempre habrá gente, especialmente a la hora de cocinar, que tenga su propia manera de hacer un plato. Si yo cocino bien, entonces sé exactamente qué es lo que tengo que hacer por mí mismo. Y luego quiero un electrodoméstico que me ayude solo en la medida en que yo quiera.

¿Dónde están los límites de la IA? ¿Existen áreas del hogar en las que no entrará o, al contrario, llegará el momento en que la IA se usará en todas partes?

Primero tendríamos que pensar si aún existen áreas en las que no haya entrado. Ahora ya no es necesario que encendamos manualmente ni las bombillas, podemos usar asistentes de voz. Y todo se volverá más inteligente si nos ayuda en nuestro trabajo diario. Puede que la IA se vea restringida en áreas en las que se utilizan datos sensibles. Los electrodomésticos son un problema menor que, digamos, la conducción autónoma, en la que los procesos automatizados implican importantes cuestiones éticas, como accidentes que afectan a vidas humanas.

Home Connect entrevista a la Inteligencia Artificial

¿Los consumidores aún se muestran escépticos ante las nuevas tecnologías?

Sí, sin duda. Según un estudio de reciente publicación, en Alemania la aceptación de la Inteligencia Artificial era en 2018 de tan solo un 14 %. Sin embargo, debido sobre todo a la pandemia del coronavirus, la aceptación ha aumentado recientemente hasta el 56 % y, a nivel internacional, hasta el 54 %. A causa de esta crisis, las personas están teniendo que hacer muchas más cosas digitalmente y esta es una tendencia en aumento. Esto nos muestra lo rápido que pueden cambiar las cosas y la velocidad con la que se puede desarrollar la aceptación.

¿Cuál es la visión para la cocina del futuro?

La cocina del futuro nos quitará cada vez más estrés de la vida cotidiana haciendo uso de la Inteligencia Artificial para reducir y facilitar las tareas. Lo que me interesa personalmente es que la cocina reúna a la gente para divertirse al cocinar, probar cosas nuevas y comer sano. Por eso es importante tener apoyo, como un buen chef que está detrás de ti y se asegura de que todo funcione bien.

¿Puede concebir un escenario en el que incluso no tengamos que entrar en la cocina para cocinar y sea ella la que lo haga todo por su cuenta?

Se puede imaginar, sin duda. ¿Estamos listos? No, todavía no. Pero está claro que siempre existe un pensamiento visionario. Basta con mirar imágenes del siglo XIX o de principios del siglo XX que muestran cómo imaginaba la gente la locomoción en 100 años. Se imaginaban volando por el aire, por ejemplo, con bicicletas motorizadas. El mundo actual es un poco diferente, pero volamos por el aire, en aviones que no tenemos que impulsar nosotros mismos. Así que llegará el día que tengamos una cocina completamente autónoma. Será interesante ver qué aspecto tiene.

Icono de descarga de la aplicación Home Connect
Descargar la aplicación

Todo el mundo Home Connect en tu móvil o tablet.

Icono de Preguntas frecuentes sobre Home Connect
Preguntas frecuentes

Aquí encontrarás respuestas a tus dudas.

Icono del Servicio técnico de Home Connect
Servicio al cliente

Contacta con nosotros para cualquier duda o consulta.

Icono de Partner Home Connect
Cómo convertirte en Partner

Descubre cómo integrarte con Home Connect.